" Cascas "

--------------------------------------------------------------------------------

C A S C A S

Cascas
Tierra bendita
Eres tan linda como una resplandeciente lucecita
La eterna soñada primavera de chicos y de grandes
Valle de constantes ensueños, adoración
Te yergues en la cima de tu inmenso valle, con tu blanca Iglesia colonial
Llenas de alegría a tus vastos hermosos caseríos
Y te escondes sigilosamente entre cerros, valles, quebradas, y muchos ríos
Cerros hermosos que te protegen del devastador frío de las alturas
Eres incesante manantial de cosechas, de las ricas negritas uvas
Por eso te llaman la capital - el paraíso de las uvas
Coloreas la ciudad de vinos muy sabrosos,
Tus cosechas sobrepasan las muchas expectativas
Y es tu fiesta Patronal de Octubre, con la Virgen del Rosario de Chiquinquirá
Que atraen a cientos de nativos y nativas
Eres admirada por tu gente, le robas el corazón a los que te visitan
Sonríes, cantas cuando te incitan.

Cascas
Te iluminas el alma con el resplandeciente sol del día
Tu rostro, feliz, encantador, quema el alma mía
Miro tus lindos negros ojos brillantes de alegría
Contemplando, acariciando tus profundas, fértiles entrañas
Y la vida de tus hijos, brindándoles mucha paz, armonía
Descansas por la noche con la luz de la luna
Que cobijan, arrullan tu sueño
Ries, gozas cuando caen gotas de lluvia
Que lavan la faz de tu rostro, tus calles
Mojando la frondosidad de tus tierras
Das de beber a la multitud de tu gente
La gente que tu tienes en tu corazón, en tu mente.

Cascas
Cuna de muchos renombrados artistas y poetas
Cantantes, filósofos, y escritores
Todos ellos elogian tu belleza, tu dulzura, y capacidad para albergar
Todo aquel que quiere posar en tus valles, montes, cerros, y quebradas
Hacen un paraíso del caudal de tus aguas, de tus ríos, sin parar
Besan con sus pinceles y plumas la sequedad de tus tierras áridas
Agua bendita que prolifera cuando la lluvia no llora
Dejan caer gotas de lagrimas en cada pincelada,
Abasteciendo tus ríos de un caudal extenso y profundo
Cascas llora y seca sus lagrimas llena de alegría, en este triste mundo
Hay agua pura para cultivar
Muchos pueden ganar
Calmando la sed de tu gente
Hay arte, poesía vigente.

Cascas
Eres la alegría de tu gente
Quienes pregonan en voz alta, todos los dones que posees
La cuajada de leche, arroz con leche, la patasca de mote, la mazamorra morada, y muchas otras comidas exquisitas
Temprano por la mañana, dia a dia
La sabrosura de tus comidas, embrujan a todos los que la prueban
Perdiendo el sentido del gusto, en el paladar.

Cascas
La tierra que me vio crecer
!Cuanto te extraño!
Soy un botón de rosa
En medio de tu rosal
Como no quererte, Cascas querido
Eres el paraíso que embruja mis sentidos, mi alma, y mi corazón
Caminar tus calles, Jirón Progreso, calle principal hacia al Platanar
Ver tu Hermita, al pasar
Calle que también lleva cuesta arriba a Contumaza
Jirón Progreso, cuesta abajo al Cerro Calvayuque
Como no recordar que en el Camino se encuentra el Cerro Chungazón
También el camino a la Palén;
Pase los mejores tiempos, años de mi vida
Caminando cuesta arriba, cuesta abajo
Cosechando innumerables frutas deliciosas
Saltando montes, trepando árboles
Disfrutando de la vida, de la amistad.

Cascas
Hoy te rindo un calido homenaje
También rindo homenaje a todos tus mártires
Aquellos que dieron su vida por ti
Aquí van: !tres hurras por Cascas!
!Tres hurras por su gente!
!Tres hurras para seguir adelante!
Y brindo con el vino de tus entrañas
Mientras lo saboreo, pido a Dios
Un mejor porvenir, hoy, mañana, y siempre
Cascas,
Cascas la madre mía
Que me vio crecer.

Por: Rosa Elizabeth Chacón León
Como casada, Elizabeth Chacón Stevens